¿Sabe usted si es celíaco?

La Asociación Celíaca del Principado de Asturias pide, en la jornada que ha dedicado a la enfermedad la Feria de Muestras, que se divulgue y prevenga una enfermedad cuyos 10.000 casos diagnosticados en la región son solo el 10 por ciento de los existentes // Solicitan que Principado y Universidad completen la financiación de un sensor pionero para el diagnóstico de la enfermedad que desarrolla la Universidad de Oviedo

Sábado16 de agosto de 2014

Asturias 24

@asturias24es

Dar a conocer la enfermedad celíaca, fomentar mecanismos para detectarla cuanto antes en quienes la padecen, normalizar en todos los aspectos la situación de los celiacos y animarles defender sus intereses unidos. Tales son los mensajes que ha querido transmitir la Asociación Celíaca del Principado de Asturias (ACEPA) en la jornada que, por vez primera, la 58 Feria Internacional de Muestras ha dedicado esta mañana a un colectivo que cuenta con unos 10.000 pacientes diagnosticados en Asturias, pero que afecta, en realidad a un número mucho mayor de personas. De hecho, como recordaba el presidente de ACEPA, Carlos Celorio, al término de los actos "solo uno de cada diez casos está diagnosticado, por lo que el objetivo es ayudar tanto a los que saben que tienen la enfermedad como a los que aún no lo saben".

La enfermedad celíaca, tal y como la definie la Fedaración de Asociaciones de Celíacos de España en su divulgativo 'Cuaderno de la enfermedad celíaca', es "una intolerancia permanente al gluten de trigo, cebada, centeno, espelta, kamut, triticale y probablemente avena, que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado, que dificulta la absorción de macro y micronutrientes".

Para normalizar la situación social de quienes la padecen, prevenirla y controlarla, los celiacos asturianos pidieron además medidas muy concretas y que afectan de lleno a lo que se haga en Asturias. Por ejemplo, que la Universidad de Oviedo y el gobierno del Principado arrimen el hombro y aporten la financiación que se requiere para rematar el proyecto de investigación de un sensor para diagnosticar la celiaquía que dese hace cuatro años desarrolla el departamento de Química Analítica, con el catedrático Agustín Costa al frente.

prevención y negocio

"Sería deseable que Principado y Universidad se lograran entender para completar un trabajo que está muy avanzado y que ayudaría a mitigar un problema social muy importante, ya que permitiría hacerse las pruebas por iniciativa propia y utilizar un mínimo de muestra, apenas dos gotas de sangre, con una eficacia que evita intervenciones más dolorosas. Lo esencial está ya hecho y se tardaría, como mucho, dos años en rematarlo. Es un proyecto único en el mundo que incluso permitiría abordarlo con visión empresarial, como negocio internacional", explica Agustín Costa, quien calcula que "aunque en la investigación dos y dos nunca suelen ser cuatro", el coste aproximado de lo que resta del proyecto estaría en torno a "unos 50.000 euros". La financiación corría a cargo del Estado portugués hasta que la crisis agotó ese conducto.

En esencia, y tal como ha mostrado Costa en una charla ante varias decenas de asistentes, se trata de una tarjeta dotada de un sensor específico para la detección de los anticuerpos que el sistema inmunológico produce cuando se padece celiaquía. De completarse el proyecto, permitiría un procedimiento sencillo y barato no solo de diagnóstico "con una probabilidad de certeza del 99 % sin recurrir a intervención", sino también --en los casos ya diagnosticados-- un"acceso al control de la enfermedad mediante el control de los biomarcadores".

grupos de riesgo

Por su parte, la pediatra Cristina Molinos, del Hospital de Cabueñes, se ha ocupado de la parte más divulgativa de la jornada y puso el acento en el diagnóstico precoz y la prevención, especialmente importante cuando se pertenece a grupos de riesgo como familares en primer grado de los celíacos, enfermos de diabetes tipo 1 o personas con síndrome de Down, entre otros. La doctora Molinos describió las pruebas principales para el diagnóstico de la enfermedad cuando aparecen síntomas que lo sugieren o se pertenece a un grupo de riesgo: análisis serológicos para detectar sus marcadores específicos, análisis genéticos y pruebas como la biopsia intestinal. No obsante, ha recordado que, incluso cuando están presentes los genes que determinan la celiaquía, presentes en el ADN de un 30% por ciento de la población, la enfermedad solo se desarrolla en el 1 o el 2 por ciento de ese grupo.

Respecto a la prevención, ha señalado que "no está tan desarrollada como quisiéramos", pero que las últimas investigaciones presentan algunos resultados "muy esperanzadores e importantes". Por ejemplo, que aquellos niños que han tenido lactancia materna tienen "menos riesgo de ser celiacos, o al menos de serlo a edad temprana": O que la introducción del gradual del gluten simultáneamente con la lactancia materna "no antes de los cuatro meses, pero no más tarde de los 6 reduce a la mitad el riesgo" de padecer celiaquía.

La jornada se ha completado con una mesa redonda en la que participaron representantes de distintas empresas alimentarias y hosteleras asturianas que han decidido hacer suyo el problema de los celíacos y darle respuesta. Petronio González, de la cárnica El Cuco; Andrés Pérez, de la panificadora Adpan; Verónica Sánchez, de Central Lechera Asturiana; Noelia Sánchez, del Mesón Nozana y la bloguera Dany Faccio, divulgadora y autora de numerosas recetas y talleres para celíacos en su blog singlutenismo, describieron sus motivaciones, las iniciativas, las dificutades y los rigurosos protocolos para garantizar productos y servicios libres por completo del gluten y sus inconvenientes.

"Afortunadamente, en cuatro años las cosas han cambiado muchísimo. Cada vez hay más variedad de productos en más sitios, eso hace que los precios vayan bajando y permite elegir", ha dicho Dany Faccio sobre la creciente sensibilización de los sectores implicados hacia los celíacos.